miércoles, 6 de abril de 2016

“JAPÓN (versión libre como un pajarito)”

Imperdible este diálogo extraído de la obra de teatro “JAPÓN (versión libre como un pajarito)”, versión de Mariana Díaz de “JAPÓN”, de Alberto Serruya.

OCTAVIO: ¿Por qué será que en las fotos la gente parece feliz?
FIDEL: Es una convención: la gente sonríe antes de la luz.
OCTAVIO: Ni en las fotos de velorios la gente parece triste.
FIDEL: Afligidos, circunspectos, solemnes. La gente guarda siempre una distancia. Protocolo y frontalidad: Las fórmulas del retrato.
CARRINGTON: Lástima que no tengan reverso.
OCTAVIO: ¿Para?
CARRINGTON: Para ver lo que hay detrás.
FIDEL: La gente elige lo que quiere que se vea.
CARRINGTON: Sí
OCTAVIO: A mí me gustaría entrar en algunas.
FIDEL: ¿Cómo?
OCTAVIO: Entrar; acomodarme sin desentonar y quedarme quieto, muy quieto. Así hasta convertirme en papel sonriente.
FIDEL: Preso.
OCTAVIO: Si, pero en el momento más feliz.
CARRINGTON: ¿Y cuándo se canse?
OCTAVIO: Nadie se cansa de estar así.
CARRINGTON: Quién sabe.
OCTAVIO: ¿Sabe qué es lo que me impresiona? Ese momento previo: todos erguidos y tiesos como si después del fogonazo se empezara de nuevo, se volviera a nacer.
FIDEL: Las fotos son el último reducto que le queda a la religión. Capturar el instante, detener el tiempo. No es tan fácil de explicar. No es tarea humana, ¿no le parece?
CARRINGTON: Si las fotos nos miraran a nosotros. Qué les podríamos ofrecer: el vértigo de una vida sin color, los negativos de este intento fallido. Cuando terminamos de acomodarnos, se nos fue la luz y… ya no hay foto posible.
OCTAVIO: Para mí son un consuelo.
FIDEL: Una felicidad organizada. Así la llamaba un amigo.
OCTAVIO: Eso.
FIDEL: Apócrifa, simulada.
OCTAVIO: En cierta forma…
FIDEL: Bastarda, impura.
OCTAVIO: Bueno, está bien.
FIDEL: ¡Artificial!
OCTAVIO: Sí, ya entendí.
FIDEL: Eso era lo que quería decir.
CARRINGTON: Cuando nadie las mira, las fotos deben descomponerse y andar todos por el papel, aburridos y hartos de ser siempre los mismos con la misma expresión. Así hasta que aparece alguien, entonces se juntan y vuelven a posar.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada