lunes, 14 de julio de 2014

Ráfagas

Alguna vez, cuando analizábamos cámaras junto con un colega, comparamos la cantidad de fotos por segundo que eran capaces de realizar. Si eran de 2, 2,3, 2,6 o 3 que es el rango por el que habitualmente están las cámaras consideradas para aficionados, o 3,6, 4,3, 5, 7,5 u 8 por donde andan las profesionales. ¿Habrá alguna cámara que saque mayor cantidad de fotos por segundo? -preguntó uno. Seguro, -respondió otro- pero las llamamos filmadoras.

Pero esta función sólo es útil para quien quiera obtener una secuencia de un montón de fotos muy parecidas entre sí. Alguno dirá que con el modo ráfaga se incrementan las probabilidades de obtener una foto del momento preciso (sea cual fuere la acción que se está tratando de captar), y puede ser, si se confía en el azar.

Personalmente me parece mejor esperar con el ojo atento en el visor, el dedo firme en el disparador, cabeza fría y corazón caliente. Y sentir la emoción tomar la foto en el momento justo…

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada