viernes, 19 de septiembre de 2014

Con mis propias manos II

Alguna vez conté que una de las razones para seguir haciendo fotografía química es esa sensación de hacer las fotos con mis propias manos. Pocos saben que este blog también lo escribo en foma, digamos, artesanal.

Hasta hace un tiempo, las letras que aquí publico las escribía primero en un block de hojas. Sí, de mi puño y letra. Las ideas suelen dar vueltas en mi cabeza y ordenarse a medida que mi mano garabatea sobre el papel. Y fluyen mientras la tinta queda allí formando signos, más o menos inteligibles. Cosa que no me pasa cuando me siento frente a un teclado. Parece que para expresarme, con palabras o con imágenes, las ideas deben pasar por mis manos.

Pero claro, la era digital avanza y ya me he modernizado. Ya no escribo en papel. Todo lo que aquí publico lo hago en una tablet. Pero por suerte conseguí una aplicación que me permite todavía escribirlo a mano.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada